martes, 19 de octubre de 2010

Bla, bla, bla y ausencia

No sé si a alguien le pasa que se machaca con supuestas equivocaciones, cosas que debería haber hecho y tardó demasiado en decidirse, Incluso cosas que desea hacer y no hace por temor al rechazo o al ridículo.
A mi me pasa continuamente, que si no hubieras dicho tal cosa no hubiera ocurrido tal otra y bla, bla bla.
Vamos que yo solita me machaco. Claro que una cosa es que venga alguien y te machaca cada una de las cosas que haces o dices, ahí ya es otra cosa. Como una es muy insegura y sí, me han machacado muchas veces y es como casi normal.
Un buen día haces una estupidez y alguien te lo impide, pero también comete un error y entonces unas palabras salen de mi boca y esto si que no lo considero un error, inconscientemente, casi dije algo y me liberé de ese continuo machaque por su parte.
Ahora me como el coco porque yo lo iba a ayudar en algo y  aun con separación y todo  estaba dispuesta a ayudarlo, pero el orgullo sirve solo para fastidiarlo todo, el suyo quiero decir. Yo ya me he propuesto no  ofrecer nada que no me sea pedido (salvo excepciones) el rechazo no me amarga, lo que me sienta mal es que una ofrece algo  sin nada a cambio ni segundas intenciones y se lo toman como ¡¡¡ haber esta que querrá de mi!!!???
Se acabo el bla, bla, bla.


Estaré ausente de Internet más o menos un mes, quizás pueda visitaros, pero no creo.
Ser buenos, que no tontos. Os echaré de menos.
Un poco diablillos también se admiten.
R.M.

jueves, 7 de octubre de 2010

Ilusiones

Me he pasado la vida buscando, no sé el que (es un misterio para mi) ¿Donde se van las ilusiones que algunos nos faltan? Con cincuenta años echo la vista atrás y veo que he trabajado mucho, prácticamente he mantenido a la familia. La familia deja de existir cuando los padres mueren, ya me he cansado de intentar mantenerlos unidos es imposible. Al final que tengo!? una silla de ruedas, DOLOR físico, un piso a medio pagar y una mascota. No es mucho para tanto esfuerzo. No merece la pena luchar por cosas que se van como hojas al viento en Otoño.
Es cierto que todavía me quedan alguna amiga, dos hermanos de siete. No está mal.
Algún arco iris y el mar. AHORA QUE LO PIENSO SOY UNA JODIDA QUEJICA.

Por cierto lo de reina del mambo es irónico, que lo sepáis.

Besos.

R.M.